La burra que quería volar

Posted on diciembre 1, 2011

0


1. Mi aburrida vida

Un día que fue para mí como cualquier otro:

– Comer

– Dormir

–  Trabajar

Cada día lo mismo.

“Nunca pasa nada interesante. Es muy aburrido”.

2. La idea

Pero un día me vino la idea. Grité fuerte: “Lo que quiero de verdad es volar. No trabajar día tras día”. Los otros burros me dijeron asustados: “¡Estás loca! Qué quieres hacer. Irte sin más… ¿Crees que no te van a ver?” El más sabio entre ellos me dijo: “Además, ¿cómo quieres sobrevivir fuera de la granja?”

3. Lo lograré, ya veréis

Yo solo les dejé hablar; yo sabía que lo lograría.

Primero preparé todo lo que necesitaba para mi viaje. 3 días después me despedí de todos. Y con toda la confianza en mí les dije: “Volveré sano y salvo. Lo veréis”.

4. La primera noche en libertad

Por suerte conseguí escaparme sin mayor problema. Pero ya había pasado una noche fuera y tenía muchísima hambre. No estaba acostumbrada a pasar tanto frío, pues siempre dormía en el establo, que estaba muy caliente. Ya no tenía tanta confianza de que de verdad quisiera volar. Pero no podía volver a casa sin haber volado: ¿Qué pensarían los otros de mí?

5. ¡¡¡Oooohh no!!!

Lo quería intentar. La primera vez pasó algo dramático, ¡¡¡muy dramático!!!

Salté de un alcantilado, gritando: “¡¡¡Quiero volar!!!”.

Como cerré los ojos no vi que, por supuesto, no estaba volando. Los abrí porque sentí humedad y me picaba el hocico. Cuando los abrí me di un buen susto. Ya estaba a punto de darme una plancha contra el agua, cuando grité: “Aahh…”

Anuncios
Posted in: BOP 7