Adicción

Posted on noviembre 24, 2011

0


Había una vez un chico que se llamaba Pablo. Tenía 14 años. Vivía en Berlín, en Moabit. En ese tiempo en ese distrito se tomaban muchas drogas. Él estaba viviendo solo con su padre, que era un adicto al alcohol.

Cuando llegaba de la escuela, el papá estaba sentado cada día delante de la televisión. Lo unico que le decía a Pablo cuando llegaba de la escuela era: “Hola, ¡tráeme otra cerveza!“ Eso era todo. Unas veces ni contestaba cuando Pablo le decía “hola”.

Un día Pablo le preguntó a su papá si podía ir a una fiesta de un amigo. Pablo no dijo en dónde era o con quién iba. Pero el papá le contestó que sí. Así que salió a las 10 de la noche a esa fiesta de un amigo suyo.
Llegó cuando su amigo Juan ya estaba borracho y con 2 chicas a su lado. El resto también ya estaban bailando. Juan le preguntó si quería tomar algo. Pablo dijo que sí.  Juan le dio un vodka con néctar de cereza. Él se lo tomó, se agarró una chela y se fue a bailar. Estaba de muy buen humor. Solo quería hacer fiesta, bailar y tomar.

Pero lo que no sabía era que en esa noche empezaría su adiccion al alcohol.

Pablo estuvo tomando y tomando. Solo en esa noche se tomó más de lo que se tomarían tres personas juntas. Como a las 3 de la mañana fue al baño a vomitar. Despertó en la discoteca, miró el reloj. Eran las 15h de la tarde. Se quiso levantar, pero tenía un dolor de cabeza muy fuerte.

Se fue a casa, donde su papá estaba frente la tele tomando cerveza. El papá dijo: “Ve a comprarme un döner…“. Así pasaron los próximos días: ir a la escuela, llegar a casa, comprar o hacer la comida e irse a dormir…

Después de 1 semana llegó la próxima fiesta. Fue a festejar el viernes, el sábado y el domingo. El lunes llegó borracho a la escuela. Y eso pasó muchas veces hasta que lo echaron de la escuela porque no iba a clases, y cuando iba, iba drogado o borracho.

Un día despertó con sed de alcohol. Se levantó y se tomó su vodka de la mañana. Se había vuelto adicto al alcohol.

Muchas veces quiso dejar de tomar, pero no podía. 20 años más tarde, en una fiesta tomó mucho. Demasiado. Murió con 34 años por envenenamiento alcohólico.

Anuncios
Posted in: BOP 8